Pulgones, Pulgón en las plantas, Áfido, Áfidos, Plaga o ataque de pulgones

Pulgon negro Pulgones naranjas Pulgones amarillos Pulgones, Pulgón en las plantas, Áfido, Áfidos, Plaga o ataque de pulgones


• El Pulgón es de las plagas más comunes. Casi todas las plantas del jardín y de interior se pueden ver atacadas por pulgones.

Hay muchas especies de Pulgones; unos atacan sólo a una planta o cultivo en concreto y otros son más polífagos. Algunos géneros son: Myzus, Gossypii, Fabae, Spiraecola, etc.

– Pulgón verde del manzano (Aphis pomi)

– Pulgón verde del melocotonero (Myzus persicae)

– Pulgón lanígero.

Se identifican por:

Pulgones en brotes y capullo de rosal


– Al ver al propio insecto (miden unos 3 milímetros).

– Por las hojas enrolladas, pegajosas y los brotes atacados. Les gusta más los brotes tiernos y es ahí donde se asientan preferentemente.

– Por manchas amarillas o verde pálido en los puntos de picadura.

Hongo Negrilla

– Aparece también el hongo Negrilla (Fumaginas sp.), de color negro y hormigas (éstas recogen las gotas de melaza que excretan los pulgones y están cerca de ellos para limpiarlos y protegerlos).

• Es una plaga que ataca durante la primavera y el verano y que le favorece mucho la sequedad ambiental y el exceso de fertilizantes.

Hay hembras aladas y sin alas, en ambos casos con reproducción vivípara, no ponen huevos, sino que paren los pulgones perfectos. Las hembras aladas son las que dispersan la colonia hacia otras plantas.

Daños

• Los Pulgones actúan clavando un pico chupador y absorbiendo la savia de las hojas. Causan así importantes daños.

• Aparte de esto, la Negrilla que aparece sobre la melaza afea a la planta y también perjudica al impedir la fotosíntesis.

• Otra cosa importante es que los Pulgones son los principales transmisores de virus. Pican en una planta infectada y al picar en otra sana, le inyectan el virus.

Control

Pulgones

• Elimina las malas hierbas y los restos de cultivo del jardín, para que no se refugien allí..

• Si el ataque es débil, corta las hojas y brotes dañados. Elimine lo que puedas con un cepillo de dientes (especialmente en plantas de interior).

• Si usas insecticidas, lo mejor es tratar a los primeros individuos, ya que disminuyen mucho la capacidad de proliferación de la plaga.

• Hay muchos productos que matan Pulgones. Lo mejor es que sea un insecticida sistémico, es decir, que al chupar la savia mueran al llevar ésta el veneno.

• Se desarrollan con gran rapidez, por lo que siempre es mejor tratar a los primeros síntomas.

• Los tratamientos han de repetirse varias veces a lo largo del año, ya que tienen varias generaciones. Así, es habitual dar 1 tratamiento al mes en primavera y verano, aunque siempre se debe verificar si hay o no hay antes de tratar.

• Realiza los tratamientos que alcancen bien el envés de las hojas.

Fuente: Infojardin