Max Gerson, médico judío alemán que desarrolló la terapia, que lleva su nombre, hace más de 75 años y que ha demostrado curar el cáncer y otras muchas enfermedades crónicas y degenerativas.

A través de su propia lucha contra las invalidantes migrañas que lo aquejaban, el Dr. Max Gerson concebió un tratamiento basado, exclusivamente, en la nutrición y la propia capacidad del cuerpo para curarse a sí mismo.

Curó sus migrañas y se concentró en otros métodos naturales que estimulan el sistema inmunológico, aquí el verdadero milagro.

Nueve actuales y antiguos pacientes hablan, apasionadamente, sobre sus recuperaciones exitosas de los cánceres más mortales.