En muchas ocasiones, hemos oído hablar sobre lo bonito y de moda que está tener un pequeño huertecito en casa, tener nuestras propias ensaladas y que es algo que solo está al alcance de unos pocos. Pues no es del todo cierto, por suerte…los que viven o hemos vivido en un piso siempre hemos tenido la opción de poder plantar en macetas cómo podemos ver en algún post relacionado de este blog, pero ahora os enseñamos una forma muy cómoda y práctica de disponer de nuestro huertecito sin necesidad de tener espacio.

Se trata de hacernos un huerto vertical, utilizando los canalones del agua a modo de maceta o jardineras y collarlos a la pared que queramos cultivar y llenarlos de tierra. Para ello tendremos que tener en cuenta que debemos poner unas tapas a cada lado de los canalones y además hacer algunos agujeros en la base para que el agua pueda drenar. Una vez instalado, lo llenaremos de tierra y ya tendremos nuestro huertecito vertical sin ocupar a penas espacio y sacandole el máximo partido a nuestra terraza o balcón.